Los preparativos de la boda: 10 cosas que no debes olvidar.

Los meses de preparativos de la boda es una etapa muy estresante para algunas personas. En mi caso no fue así. La verdad es que estuvimos muy tranquilos durante toda la organización y los días previos. Quizá fuera porque era una boda muy «casual» y algo diferente, pero el caso es que no estábamos para nada nerviosos.

No siempre se vive así. Es fácil que el estrés y los nervios crezcan a medida que se acerca el día B. Si es vuestro caso, tener controlado todo lo que tenéis que hacer antes de la boda, os ayudará a reducir el agobio y disfrutar un poco más de los últimos días de solteros.
Si contáis con la ayuda de una wedding planner, probablemente ella se ocupe de muchas de las cosas, pero si lo estáis organizando todo vosotros solitos, os dejamos una lista de cosas de las que os tendréis que ocupar las semanas y días previos, para que no se os olvide nada:

Llamar a todos los proveedores para aseguraros de que todo está en orden, que saben dónde y cuándo tienen que presentarse o llevar el material.

Seleccionar y preparar en un USB la música que queréis que suene tanto en la ceremonia como después, durante el cóctel, la cena y la fiesta.

Repasar la asistencia de los invitados, por si hay cambios de última hora y dar una última vuelta al seating plan antes de confirmar al restaurante.

Preparar o envolver los regalitos que hayáis comprado para los invitados. Si podéis contar con ayuda, mejor. Que cien paquetitos son muchos paquetitos 😉

Preparar pagos pendientes a proveedores. A estas alturas habréis señalizado o pagado casi todo, pero quedarán algunas cosas que tendréis que abonar una vez pasada la boda. Dejadlo preparado para evitar agobios y retrasos.

Llevar los regalos, el álbum de firmas o cualquier otra cosa necesaria al lugar de la boda, para no tener que llevarlos el día de la boda.

Pedir cita para la manicura y pedicura. Y ojo, esto no solo vale para la novia. Cada vez son más los novios que se apuntan a una sesión de belleza antes de la boda.

Disfrutar de una sesión de SPA o masaje relajante. En pareja aun mejor. Os ayudará a relajaros y olvidaros durante un rato de todo el tema de la boda.

Preparar la maleta para la noche de hotel o el viaje de novios, así no os dará pereza hacerla justo después de la boda.

Hablar con el fotógrafo para acordar el horario definitivo en el que llegará a casa de la novia, a casa del novio, a la finca… ¡el timing es muy importante para evitar nervios y prisas!

Esta lista os ayudará a tener todo bajo control y evitar los agobios de última hora. Recordad que lo más importante es disfrutar de los preparativos de la boda, y no estresarse a cada paso.


Si te ha gustado, ¡compártelo!