fotografos de boda

La importancia del fotógrafo de boda

fotografos de boda
Foto de eccphotography

Cuando empiezas a planear tu boda y comienzas a sumar gastos de aquí y de allí, es totalmente entendible que os planteéis recortar de algún sitio para intentar que el presupuesto no se os vaya de las manos. Lo hemos hecho todos.

A veces lo primero que se cae de la lista es el fotógrafo de bodas, y más ahora que la fotografía digital está plenamente integrada en nuestras vidas y en cada familia hay un cuñado experto en la materia (un saludo cariñoso a los cuñados fotógrafos).

En el post de hoy hemos intentado resumir en cinco motivos por qué no deberíais prescindir de un fotógrafo profesional en vuestra boda.

No todo lo hace la cámara

Me consta, y lo se por experiencia, que los fotógrafos (hablo en general, no solo de los fotógrafos de boda) están, o estamos, por la parte que me toca, un poco cansados de escuchar cosas como “que fotos más bonitas hace tu cámara” o “claro, con esa cámara yo también hago fotos buenas”. Sin embargo, usando el mismo ejemplo, no le decimos a un guitarrista “qué música más buena hace tu guitarra” o a un pintor que “con esos pinceles yo también pintaría así”, ¿verdad? 

FOTOS-BODA-ISMAEL-DAYANA-53
Foto de Jairo Crena



No se trata de tener solo una muy buena cámara o unos objetivos carísimos. Cuando buscas un fotógrafo/a para tu boda, b
uscas a alguien que sepa cómo sacarle el mayor provecho a esa cámara carísma, que pueda hacer fotos con diferentes condiciones de luz, que sea hábil componiendo… La cámara no hace esto por sí sola, es el fotógrafo quien lo hace, porque ha desarrollado habilidades y conocimientos a través de años de experiencia, o estudios y cursos que le han especializado en la fotografía de boda.

Además, el trabajo del fotógrafo no termina el día de la boda. Después tiene un trabajo enorme de selección y procesado de fotografías, tiene que “revelarlas” y darles ese toque único, el estilo que le define como profesional y que es  en gran parte, por lo que le has contratado.

La experiencia es un grado

Un fotógrafo profesional lleva muchas bodas a sus espaldas. Muchas. Incluso si es un fotógrafo con poco recorrido (nadie nace sabiendo), es probable que haya realizado cursos para especializarse y habrá ido a muchas bodas como segundo fotógrafo o ayudante para coger tablas. Esa experiencia les permite saber que fotos tiene que hacer y dónde colocarse en cada momento. Sabe anticiparse a lo que viene después, conoce perfectamente cómo se desarrolla una boda y sabrá encontrar los mejores lugares para hacer las fotos de pareja o de grupo, según las condiciones lumínicas o del espacio.

dosdeluz
Foto de Dos de Luz


Es muy importante recordar que un boda no es una sesión de fotos donde la luz y demás parámetros están controlados y donde se pueden repetir las fotos hasta tener la adecuada. Una boda es un evento muy dinámico, en el que se busca captar las emociones de los novios e invitados, y solo hay una oportunidad de capturar los mejores momentos. 

Hacer que te sientas cómodo ante la cámara

Os aseguro que la frase “nosotros no queremos posar en las fotos” (y derivados) es la frase más escuchada por los fotógrafos de boda (¿verdad, compañeros?).  ¿Que hay detrás de las fotografías de boda? ¿Se posa o no se posa?
La fotografía de boda ha cambiado mucho en los últimos años en nuestro país, con una hornada de jóvenes fotógrafos con un estilo más fresco y natural, muchos con un enfoque y un estilo más foto periodístico, que intentará pasar desapercibido durante la boda y fotografiar o documentar vuestro día narrando una historia, siguiendo un hilo conductor. Este es el estilo que mejor encaja con vosotros si no queréis ningún tipo de posado. Otros fotógrafos, tienen un estilo más parecido a la fotografía de moda, en la que si existen posados, pero tranquilidad, no son los típicos posados. Un fotógrafo de boda sabrá guiaros y provocar situaciones para que poséis sin que notéis que estáis posando y haceros sentir cómodos, relajados y naturales ante la cámara.

neimapidal
Foto de Neima Pidal


En otra ocasión hablaremos más en profundidad de los diferentes estilos de boda, para que sepáis identificar que estilo es el que mejor encaja con vosotros, y busquéis al fotógrafo en consecuencia.
Volviendo al tema de sentirse cómodos frente a la cámara, queremos lanzar una lanza a favor de las sesiones preboda. Muchos fotógrafos las incluyen dentro de su oferta, pero si no es así, os recomendamos que la contratéis: será una sesión donde cogeréis confianza con la cámara y tendréis la oportunidad de conocer al fotógrafo, y que os conozca a vosotros y sepa con antelación cuál es vuestro mejor lado. Además, tendréis como resultado unas bonitas imágenes de pareja 🙂

Imprevistos

¿Y si el fotógrafo se pone enfermo? ¿Y si tiene un percance con su disco duro o la tarjeta de memoria? ¿Y si…?
No es lo habitual, pero a veces las cosas pasan. Y en esos casos, un fotógrafo profesional tendrá un plan B, bien para que le reemplacen en caso de que una emergencia le impida acudir en el último momento a vuestra boda, o tendrá un sistema de back-up para asegurarse que si hay algún problema, vuestras fotos no se pierdan o un segundo equipo fotográfico por si tiene algún percance con el suyo. 

danielapinon
Foto de Daniela Pinon

Solo te casas una vez

Es el día de vuestra boda, un día único que solo lo viviréis una vez (o al menos, nos casamos pensando esto). Y como hemos comentado antes, solo hay una oportunidad de fotografiar los mejores momentos de vuestra boda, así que aseguraos de encontrar un fotógrafo que os guste y en el que confiéis.
Una vez pasa el día, además de los recuerdos y las anécdotas, lo que tendréis para siempre son las fotografías. Fotos que enseñaréis a vuestra familia y amigos y más adelante, a vuestros hijos y nietos. Hemos conocido muchas parejas que una vez pasada la boda, se han arrepentido mucho de no tener unas fotos apropiadas para recordar ese día, así que ¡no dejéis que os ocurra lo mismo!

creativeshot
Foto de The Creative Shot