Tú para cuándo

Como hacer el presupuesto de la boda

presupuesto-bodasCuando ya os habéis prometido y después de contárselo a todo el mundo, de disfrutar del momento y de haceros a la idea de que es verdad, os vais a casar, llega el punto en el que debéis volver a la tierra y pensar con cierta frialdad cual es el presupuesto al que os tenéis que ajustar para poder organizar vuestra boda.

Organizar una boda puede ser muy caro, por eso debemos establecer un presupuesto desde el principio e intentar no salirnos de el para evitar sorpresas de última hora.

 ¿Qué tipo de boda queréis y cuándo queréis casaros?

Una ceremonia civil o religiosa, una boda íntima con solo las personas más allegadas como invitados o una boda por todo lo alto, una boda temática, al aire libre, en una finca… son muchos los tipos de bodas entre los que elegir y, por supuesto, el presupuesto es diferente para cada una de ellas.

Del mismo modo, la época del año también será diferente en cuanto al presupuesto, siendo los meses de invierno los más económicos, ya que se consideran meses de temporada baja para bodas. Es una buena opción a tener en cuenta si lo que buscáis es abaratar costes. Igualmente, casarse un viernes o un domingo, suele ser más barato que hacerlo en sábado, por ejemplo.

Número de invitados

El número de invitados es, obviamente, fundamental a la hora de fijar el presupuesto y ajustarse a el, ya que el cubierto de un banquete de boda no suele ser barato y cuantos más invitados tengamos, más caro será el importe a pagar al final. Si buscáis ahorrar en este concepto, un banquete tipo cóctel puede suponer un considerable ahorro.

 ¿Cómo podéis ahorrar en vuestra boda?

Además de tener en cuenta la época del año y el número de invitados, otro elemento en el que podéis ahorrar es en lo relativo a los trajes, tanto para el novio como para la novia, ya que muchas parejas optan por el alquiler de sus trajes. Siendo prácticos, la realidad es que es sólo para utilizarlo durante unas horas, por lo que si no es algo prioritario para vosotros, esta puede ser una opción muy acertada, sobre todo si el presupuesto está muy ajustado.

Alquila el traje del novio

Otro punto en el que podréis abaratar costes es en los detalles para regalar a los invitados, ya que aunque se pueden encontrar cosas muy económicas que se pueden personalizar, podéis echar mano de la tendencia de moda, el DIY o Do It Yourself, es decir, hazlo tu mismo, haciendo vosotros mismos los regalos o al menos el empaquetado para cada invitado. Eso sí, necesitaréis tiempo y la ayuda de todo el que quiera aportar su granito de arena.

El DIY se está poniendo de moda también en cuanto a la decoración y ya son muchas las parejas que optan por decorar ellos mismos la Iglesia o el espacio reservado para la cena, con elementos que ellos mismos crean.

Taller decoracion DIY

Un consejo

Podéis incluir en vuestra lista de bodas alguno de los servicios más caros que tengáis que pagar, como puede ser el banquete o el viaje de novios.

Esto se hace repartiendo entre todos los invitados el coste, por ejemplo en el caso de los viajes de luna de miel se divide por conceptos: billetes de avión, dos noches de hotel, cinco noches de hotel, tratamiento de spa, cena especial para dos, etc. De este modo entre todos podrán pagar o ayudar a pagar el viaje que queréis hacer.

Establecer prioridades

Es importante establecer prioridades a la hora de organizar el presupuesto, y estar de acuerdo con nuestra pareja de que gastos consideramos fundamentales para nuestra boda y vamos a asumirlos si o si, y de que podemos prescindir… Organizar todos los gastos por bloques, es un buen truco para ver todo con perspectiva.

Para que os hagáis una idea, estos serían los gastos principales de una boda en España:

  • El vestido de la novia, si decidimos comprarlo: El precio varía mucho, ya que dependerá de la marca y del diseñador que escojamos y el estilo del vestido. Los podemos encontrar desde 500 euros hasta 1.500, como precio medio, pero por supuesto también los hay mucho más caros, especialmente si os lo hacéis a medida. Además tenemos que tener en cuenta todos los complementos que acompañan a la novia, como son el velo, el tocado para el pelo, la lencería, las joyas, los zapatos… Todos los accesorios pueden rondar entre 400 y 800 euros.
    Si no te preocupa llevar un vestido de firma, o no es tu prioridad, marcas como H&M o Asos han lanzado recientemente una línea de vestidos low cost. ¡Quizá quieras echarlas un vistazo!
    presupuesto-bodas
  • Peluquería, maquillaje, manicura y servicios de estética: Es probable que puedas contratar un pack que incluya todos estos servicios, con las pruebas de maquillaje y peluquería, y según el sitio, algún extra en forma de tratamiento SPA o similar, que seguro que la última semana antes de la boda ¡no te vendrá nada mal! El coste puede ir desde 250€ a 600 € de media.
  • El traje del novio: Igual que en el caso de la novia, recordad que no es sólo el traje, también hay que añadir sus complementos: zapatos, cinturón o tirantes, gemelos, corbata o pajarita, etc. El coste total puede llegar a los 1.200 € de media, pero si decidimos alquilar el traje el importe bajará bastante.
  • Las invitaciones pueden rondar  los 300 euros, e incluso superarlos, por supuesto dependiendo del número de invitados que tengamos en nuestra boda, y también del estudio de diseño o imprenta que escojamos y del estilo de invitación que queramos. Hay auténticas maravillas artesanales o diseños en madera y otros materiales súper diferentes y exclusivos. ¿Una opción para ahorrar en este punto? Las invitaciones online pueden ser vuestra salvación.
  • Banquete: esta es la partida que más cuesta, o la que ocupa mayor parte del presupuesto, ya que en un banquete tradicional, cada cubierto suele estar entre los 100 y los 130 euros por persona, generalmente con la barra libre y la música incluida, aunque si no lo está, ésta suele rondar un importe de 15 euros por persona y hora.
  • Si preferís música en directo puede variar bastante, entre 300 y 600 euros o incluso puede llegar a los 1.000 euros si contratamos una orquesta.
  • Un DJ para el baile puede costar entre 500 y 900 euros, aunque como hemos comentado antes, en algunos sitios lo incluyen ya en el precio final del banquete.
  • Los regalitos para los invitados pueden estar alrededor de los cuatro euros por persona, pero claro está dependerá del tipo de regalo que queramos hacer. No será lo mismo un objeto comprado al por mayor que regalar un jabón artesanal, por ejemplo.
  • El ramo de la novia costará entre 150 y 250 euros, dependiendo del estilo de ramo que busquemos y el tipo de flor que queramos. Optar por flores de temporada ayudará a ajustar bastante el presupuesto 😉
  • Las fotografías y el video es otro gasto que puede oscilar bastante, y podemos encontrar servicios desde los 900 €  hasta 2.000 € o incluso más, dependiendo del profesional que contratemos y si el servicio incluye solamente las fotografías, o queremos incluir un álbum y réplicas del mismo para los padres, o si contratamos un segundo fotógrafo o videógrafo.
  • Si necesitamos autobuses para trasladar a los invitados, el coste puede llegar a los 600 euros.
  • El viaje de novios, obviamente también dependerá del destino, pero una luna de miel de 15 días, que es la duración estándar de un viaje de este tipo puede estar entre los 3.000 euros y los 5.000 euros por pareja.

presupuesto-bodas

Calendario de pagos

Tendrás que fijarte un calendario de pagos para que no se te pase ninguno. Lo más probable es que para reservar cada sitio tengas que entregar una entrega a cuenta que suele estar en torno al 20%.

Cada uno de los proveedores te irá indicando cuando tienes que ir entregando los siguientes pagos, por lo que un calendario será una herramienta increíblemente útil!

presupuesto-bodas

Contar con una Wedding Planner

Esta es una opción que cada vez utilizamos más, y aunque a priori pueda suponer un gasto más, el ahorro de tiempo y quebraderos de cabeza que os va a evitar es increíble: estará con vosotros desde el inicio, aconsejándoos no solo de una forma creativa, para aspectos como la decoración o el diseño de la boda, sino recomendando proveedores con los que trabajan habitualmente, consiguiendo mejores precios de los que podríamos conseguir nosotros y gestionando directamente con los proveedores todos los contratos y pagos a lo largo de todos los meses de planificación, controlándolo todo para que podáis disfrutar al máximo de los preparativos de vuestra boda.

 

Echa un ojo también a estos

¡Compártelo!