Tú para cuándo

Mini guía para casarse por lo civil y no morir en el intento

Os habéis prometido recientemente y habéis decidido que queréis una boda civil. Perfecto, pero antes de que os sumerjáis en un viaje sin retorno al idílico mundo de Pinterest, toca hacer otro viaje un poco menos bonito al Registro Civil, y presentar todos los papeles necesarios para solicitar la fecha de vuestra boda. Y si, al principio parece más complicado que cruzar Mordor para llevar el anillo único al Monte del Destino, pero tranquilidad, porque una vez puestos, no es tan complicado y para ayudaros, hemos recopilado en este post los pasos que hay que seguir* para casarse por lo civil y no morir en el intento. 

*(Nuestro manual está basado en los requerimientos para la Comunidad de Madrid)

Paso 1 para una boda civil: Reunir todos los papeles.


Lo primero es reunir toda la documentación necesaria que luego ambos tendréis que presentar en el Registro Civil que corresponda a vuestra ciudad o municipio. Casi todos pueden descargarse online, así que os dejamos los links para aquellos que estéis en la Comunidad de Madrid y así, os ahorráis un paseo.

  • Solicitud de matrimonio. Se puede descargar online aquí
  • Declaración jurada de estado civil, donde tenéis que confirmar vuestro estado civil actual. Se puede descargar online aquí
  • Si el estado civil es divorciado/a o viudo/a, además hay que presentar el certificado del matrimonio anterior, junto con la anotación marginal del divorcio o anulación o el certificado literal de defunción del cónyuge fallecido, en caso de viudedad.
  • DNI o Pasaporte en vigor. Ojo, ¡original y fotocopia!
  • Certificado literal de nacimiento. Los extranjeros deberán solicitar el original expedido en su país. Tened en cuenta que este documento tiene que estar expedido con fecha anterior a un año en el momento en que lo presentéis. Se puede solicitar online aquí
  • Certificado de empadronamiento de los dos últimos años. Si los dos o alguno de los contrayentes os habéis mudado en los últimos dos años, deberéis solicitar el padrón del municipio donde residíais y del que residís actualmente, es decir, tenéis que presentar dos certificados de empadronamiento. En algunos ayuntamientos se puede solicitar online, otros disponen de oficinas de atención al ciudadano donde te lo entregan al momento, pero lo más probable es que os toque solicitarlo en persona y esperar en torno a una semana o diez días a que os llegue a casa por correo ordinario. Muy ágil todo.
    Debe ser el padrón municipal, no sirve un volante, y ojo porque caduca a los tres meses desde que se expide.
  • En el caso de los extranjeros, deben aportar también el Certificado de capacidad matrimonial o certificado de soltería, según lo que establezca la ley de su país. Este certificado deben recogerlo en el Consulado correspondiente a su país y si la documentación está en lengua extranjera, debe estar traducida por un traductor jurado.

Trámites para una boda civil

Paso 2: Primera visita al Registro Civil – La cita previa

Una vez tengáis los certificados de nacimiento y de empadronamiento, tenéis que ir al Registro Civil para pedir la cita para que os abran el Expediente Matrimonial.

Los Registros Civiles suelen estar colapsados y dan muy pocas citas, así que os recomendamos pedir la cita online. Eso os asegura no quedaros sin cita ese día, pero nada os librará de esperar un buen rato hasta que os atiendan. Calculad que os vais a comer un 60% de batería del móvil 🙂 
En esta visita solo os van a indicar la fecha en la que tenéis que volver para iniciar los trámites. De hecho, ni siquiera es necesario que vayáis los dos, con que vaya uno de los dos contrayentes a pasar la mañana, es suficiente. Os entregarán un papel con una nueva cita de inicio del expediente, una instancia y una estadística para entregar en la próxima cita.

 

Paso 3: Segunda visita al Registro Civil – Abrir Expediente Matrimonial

A esta nueva cita, si que es necesario que acudáis los dos contrayentes y además, debéis llevar un testigo. Este día entregaréis toda la documentación (revisad todo muy bien para que no falte nada, ni haya ningún documento caducado) y tomarán los datos del testigo, que también debe acudir con su DNI y una fotocopia del mismo, por si acaso. Este testigo no es necesariamente el mismo que será testigo el día de vuestra boda.

Volvemos a repetir que esta cita es solo para abrir el Expediente Matrimonial. Y lo recalcamos porque en el Registro que fuimos a consultar nos contaron como anécdota que una pareja se presentó a esta cita completamente vestidos de novios, con toda la familia y amigos, con el banquete contratado y convencidos de que la boda iba a celebrarse ese mismo día. Imaginaos las caras de los trabajadores del Registro cuando ven entrar a una pareja completamente vestidos de novios (y la cara de los novios e invitados al enterarse que no había boda!)

Así que no, ese día no hay boda, solo entregaréis la documentación para abrir el expediente y os darán una nueva cita para dentro de uno o dos meses, según el atasco del Registro, donde os comunicarán si está aprobado el expediente. Paciencia.

 

Celebrar una boda civil

Paso 4: Recoger el expediente y solicitar la fecha de la boda

Una vez tengáis lo que llaman el Oficio de aprobación del Expediente Matrimonial, deberéis pagar la tasa correspondiente (casarse en el Registro Civil es gratis, pero en el Ayuntamiento lleva unas tasas asociadas, normalmente en torno a los 150-180€ dependiendo del ayuntamiento y de si estáis o no empadronados en esa localidad) y ya podéis solicitar la fecha en la que queréis casaros.


Os aconsejamos llevar varias fechas pensadas, ya que puede pasar que no haya huecos para la fecha elegida. Tened en cuenta que en el Registro Civil o Juzgados de vuestra localidad puede no haber fechas libres a 6 meses vista, es decir, si vais a finales de Enero, escogeriais para Julio, aproximadamente, aunque puede que quede algún hueco antes.

Los Ayuntamientos suelen estar menos colapsados, pero aún así, al celebrar ceremonias civiles únicamente algunos viernes y sábados, es probable que la fecha que teníais en mente no esté disponible y tengáis que elegir otra.

En según que casos, en el momento de reservar la fecha os pedirán también los DNI de los dos testigos que van a firmar el acta de matrimonio el día del enlace. Por si acaso, recordadles que tienen que llevar el DNI el día de la boda, ya que tanto vosotros, los novios, como los testigos, tendréis que identificaros.

Visto así, no parece tan complicado, pero la burocracia al principio asusta y sobre todo, es bastante lenta. Os encontraréis con bastantes colas en los Registros Civiles, así que armaros de paciencia, pensad que es por una muy buena causa.

Esperamos que os haya resultado útil y esta info sirva para despejar algunas dudas con respecto a los trámites de una boda civil. Recordad que son para la Comunidad de Madrid, ¡en otras Comunidades puede ser diferente!

Echa un ojo también a estos